Lo menos que puedes hacer es tratar

Es difícil crear y dedicarte a tu pasión cuando tienes otras responsabilidades. Si esa es tu posición, te sugiero cambiar tus prioridades para que le entregues tu tiempo y toda tu energía a tu pasión o a ese proyecto en el que quieres trabajar.

El fracaso es algo real, así como las consecuencias de este. Pero el peor fracaso de todos es llegar al fin de nuestras vidas y darnos cuenta que nunca hicimos el esfuerzo para lograr nuestros sueños. Es mucho mejor fracasar, aprender de estos fracasos, y seguir adelante.

Todo tiene riesgo, pero si pones atención te darás cuenta que la mayoría de los éxitos, se dieron después de fracasos y mucha paciencia y perseverancia.

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: